Cómo comenzar una investigación


Para Petra Secanella los mejores temas de PdI están en lo cotidiano, en lo más simple y con lo que la gente se identifica.

por Cristian Hendriksen @CrisHendriks

A diferencia del periodista que sigue la agenda informativo, el periodista investigador está libre de la rutina tradicional y no está sujeto a la hora de cierre. Además, no se subordina a una sola institución ni a sus voceros, lo que le permite cruzar las fuentes de información.

A diferencia del primero, el investigar no trabaja ni se especializa en una sección determinada, sino que se entrena para observar lo que sucede en la sociedad para así buscar información y temas donde nada lo espera. Sin embargo, el contacto del investigador con la redacción es indispensable para que no se desacostumbre al clima del periódico y pueda intercambiar o generar ideas con sus colegas.

Para Petra Secanella, una forma de fomentar el periodismo de investigación surge de animar a los redactores tradicionales que cubren la información institucional pública a que sigan de cerca alguna pista interesante que roce el dominio político, lo que luego puede llevar al posterior desarrollo de una investigación.

En primer lugar, el periodista debe ahondar en las personas que tienen el control político, social y económico de la ciudad, para determinar quién es quién y de qué se ocupa cada una. Luego debe proceder a analizar los distintos sectores del municipio, desde los candidatos locales, el proceso legislativo, el presupuesto municipal y los bancos y cuentas oficiales. También puede centrarse en el coste de las pequeñas cosas, en la responsabilidad de los funcionarios públicos con los ciudadanos, en los tribunales o en las cárceles.

Para Secanella el mejor periodismo de investigación está en el seguimiento y la indagación de las pequeñas cosas cotidianas que suceden en una localidad concreta. Este es el que despierta mayor interés por parte de la sociedad, la cual se ve reflejada. Para esto es necesario que el investigador conozca a fondo la ciudad, las leyes, y sepa dónde y cuándo no se aplican. Es fundamental que el periodista actúe con rapidez en la búsqueda de datos y el acercamiento a las fuentes.

Por otra parte, el investigador no sólo lucha contra los poderes que quieren ocultar información al contribuyente, sino también en cierta contradicción con las empresas que le pagan. En este sentido, una buena historia puede surgir de resaltar el contraste moral entre lo que es y debe ser.

Sin embargo, además de tener esto en cuenta, el periodismo no debe perder de vista lo que realmente le interesa a la gente y responder a ese interés. En el caso de que cierta información se deseche porque afecta los intereses del medio, para Secanella el profesional abocado a la investigación, entendida como un servicio para el público, debe intentar afinar sus técnicas para cumplir con su objetivo de todos modos.

Artículo basado en el capítulo 11 del libro “Periodismo de investigación” de Petra María Secanella.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: