La entrevista como verificación de la información


El periodista Gerardo Reyes y las claves para saber manejar y aprovechar la información útil que puede brindar una fuente clave para nuestra investigación.

 por Agustín Echepare @agusetchepare

En la búsqueda de hacer del periodismo una actividad cada vez más precisa y que no caiga en el pozo del descreimiento, nos encontramos con la entrevista como el modo más útil y directo de comprobar o refutar los datos con los que contamos en cualquier tipo de investigación. Incluso puede ocurrir que el “entrevistado clave” no sólo afirme la línea que estamos siguiendo en el informe sino que además puede agregar nuevos elementos e información que hasta ese entonces desconocíamos y que disparan el trabajo hacia otros ámbitos o temáticas paralelas.

Una recomendación habitual y recurrente pero que el autor no evade, es la preparación previa del reportaje, donde el entrevistador debe llegar a un casi total conocimiento de todos los aspectos del personaje para que no se escape ningún dato ni ninguna pregunta que sea necesaria realizar. Este punto también es importante a la hora de no perder el control de la entrevista, sobre todo si se realiza con un personaje experimentado en esta cuestión, para llevar a nuestra fuente por el camino que deseamos, teniendo en cuenta que esta puede ser la primera y única oportunidad de conseguir su testimonio.

A propósito de esto último, ante la negativa de una persona a conceder la nota, se deben agotar todas las instancias posibles a fin de conseguir este testimonio que es clave para contar con todas las versiones del tema. En contra partida, se deben evitar los implicados que a toda costa quieran dar rápidamente y en forma desesperada su versión de los hechos, dado que puede confundir la investigación y, en todo caso, habrá un tiempo determinado para la realización de este descargo.

Pero la hora de la verdad será el momento mismo en que las dos personas se sienten para comenzar la entrevista. Allí el periodista debe estar muy atento al clima que comience a generarse en la conversación, tratando de no irritar rápidamente a nuestra fuente.

Según Reyes, el periodista debe tener una serie de tres tipos diferentes de preguntas: unas directas que vayan hacia el foco del tema y el grado de responsabilidad de la persona en el mismo; otras fácticas que busquen la aclaración de una cuestión en particular; y preguntas obvias que puede servir para alivianar el ambiente luego de una pregunta comprometida y picante.

Artículo basado en el capítulo 6 del libro “Periodismo de Investigación” de Gerardo Reyes.

Relacionado

Artículos sobre entrevistas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: