Gustavo Sylvestre: “el periodismo se basa en fuentes”


Con más de 30 años en el periodismo “El Gato” Sylvestre, como lo llaman sus más allegados, cuenta de la fuente en el periodismo, de su mantenimiento en el tiempo y de lo más importante, chequearla.

por Gisela Sabatini @giselasabatini

A los dieciséis años Gustavo Sylvestre dio sus primeros pasos como periodista en su ciudad natal, Concepción del Uruguay, provincia de Entre Ríos. En la radio y luego en el diario aprendió el oficio en la peor época para el periodismo, durante la dictadura militar de 1976. Luego en democracia, estudió el profesorado de Historia en Buenos Aires, y su experiencia hizo que en el ´84 comenzará a trabajar como periodista acreditado en casa de Gobierno y finalmente en el ´87 ingresará a Canal Trece.

Hasta fines de enero del año 2011 condujo el programa A Dos Voces junto a Marcelo Bonelli por TN, pasando a ocuparse en América 2 de la actualidad política en el noticiero de las 19 en la señal de aire. Tiene un programa diario en América 24 llamado “Con voz propia”. También trabaja en Radio La Red, como conductor de “Mañana Sylvestre”.

Con más de 30 años en el periodismo “El Gato” Sylvestre, como lo llaman sus más allegados, nos cuenta de las fuentes en el periodismo, de su mantenimiento en el tiempo y de lo más importante, chequearla.

¿Cómo fue tu proceso de búsqueda de fuentes en estos años que llevas de profesión y en un área como la política?

Primero y principal es fundamental para un periodista tener fuentes. Sin las fuentes uno no puede hacer un periodismo, sobre todo de dar primicias o de dar información, o de tener un manejo importante de la información. La fuente para el periodismo es fundamental, y también es importante el respeto a la fuente, cuando te dan un off de record, o cuando hay cierto compromiso entre el periodista y la fuente a no revelar la información pero sí que te autoricen a manejar el off de record, que es un recurso válido.

Yo creo que eso se va dando, la obtención de fuentes con el respeto que uno se va ganando en la profesión, cuando no todo lo que llega a uno se puede decir, en muchos casos, a veces hay que reservar, a veces es preferible reservar una fuente y preservar como fuente y no como un entrevistado, no siempre tener la obligación de entrevistar, o de tener visiblemente una entrevista. El chequear la fuente es muy importante. Es algo sagrado que debe mantenerse y es que hay que chequear; es muy importante el chequeado de la fuente, es algo que lamentablemente no se hace, o se ha perdido en un gran porcentaje.

¿Y cómo es ese proceso de recibir la información de la fuente?

Chequeándola. Si vos te enteras de algo no podes largarla.

¿No lo decís en potencial?

No. Se usa mucho el potencial, a mi no me gusta. A mí me gusta salir y decir “ocurrió tal hecho”, y tener la información y para eso hay que hacer un laburo. Hay que laburar, hay que buscar la información y confirmarla. Hay que laburar.

¿Esas fuentes las mantenés en el tiempo?

Se pueden mantener, por eso te digo que es importante mantenerla sobre todo cuando son buenas fuentes. A mí me ha pasado en la política de mantener muy buenas fuentes, de mantenerlas en el tiempo.

¿Cómo es esa relación periodista – fuente?

Tiene que ser una relación… en que tampoco te tiene que obligar que esa relación se haga una relación de decir que después cuando le hagas una entrevista todo sea lineal. Por eso te digo a veces conviene tener fuentes buenas, y a veces conviene diferenciarlo de entrevistados circunstanciales. Pero hay que mantener las fuentes, es muy importante.

¿Con qué tipo de fuentes trabajas más? ¿Personales, documentos? ¿Cuál te parece más viable?

De las dos; personales, pero muchas veces tenés que buscar la documentación de cosas que han pasado y tener ahí, eso también es importante, muchas veces tenés que buscar los documentos.

La fuente de información: ¿es el eje central de tu trabajo?

En un gran porcentaje si, en mi carrera sí.

¿Cómo procedes al dar una información que proviene de una fuente off de record?

Lo que yo he manejado es de darlo. Pero ahí está, cuando vos decís esta fuente, es una fuente que yo le tengo respeto, que no me ha vendido pescado podrido, sino que es una fuente que respeto y que siempre me ha dado buena información. Y ahí te largás a la pileta.

También hay que mantener siempre un canal abierto de comunicación, de preservarlas, de tenerlas, de alimentar esa relación, cosa de que también te sirva para determinado momento que la sepas utilizar.

Con lo que viviste recientemente en el Caso Ciccon, y luego recordabas que algo similar te había sucedido en el caso de los sobornos en el Senado, para vos ¿la fuente fue desfavorable?

No, lo que pasa es que ahí hubo una utilización, en este caso de Boudou, que dijo algo que no había sido real. Él, en el marasmo de su situación personal, mezclo a un montón de personas, me mezclo a mí en algo que no había sido cierto. Yo no revele ni revelo aspectos de mis fuentes. Nunca dije me lo dijo tal persona cuando es algo que me llegue.

¿Cuándo esa fuente, el Juez, que luego reveló “sí fui yo” no te perjudicó?

Pero yo no lo revelé. En todo caso no es pecado tener una fuente, al contrario si esa fuente es buena. El periodismo se basa en fuentes. No es pecado tener fuentes, en todo caso es ahí lo que el Juez hizo pero con otra persona, no con el periodista, con un abogado que estaba involucrado en la causa, no con el periodismo.

Relacionado

Artículos sobre fuentes de investigación periodística

Artículos de @giselasabatini

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: