Similares pero diferentes


El debate instalado sobre si existen diferencias reales entre Periodismo y Periodismo de Investigación es tratado por José María Caminos Marcet. Aquí se llega a una diferenciación entre ambos y a la definición de una especificidad del Periodismo de Investigación.

por Santiago Codina @sancodina

El autor abre el debate sobre si el Periodismo de Investigación es una especialización del mismo Periodismo, o no es ni más ni menos que periodismo bien realizado, la misma pregunta plantea Alfredo Torre en su texto “Un abordaje científico y sistémico del Periodismo Investigativo”.

El Periodismo de Investigación es una especialización dentro del Periodismo, una rama, ya que es muchísimo más riguroso que el periodismo “normal”. Un punto de gran importancia es la rigurosidad en la verificación de datos. ¿Cuántas veces hemos leído, visto o escuchado noticias donde luego debieron ser desmentidas porque los datos no estaban comprobados? Esto sería imposible en el Periodismo de Investigación (PdI). El autor define al PdI como “un periodismo profundo, que exige tiempo y dedicación, búsqueda constante” (…) La precisión y exactitud de los temas publicados, así como la veracidad de las informaciones puestas a disposición del público deben formar parte de la esencia primera del buen hacer periodístico.”

Vivimos una época donde con la incorporación de las nuevas tecnologías, el periodista debe pasar más tiempo en las redacciones de los medios de comunicación y cumplir más funciones, subir notas etc, por esto, es que no se cuenta con el tiempo necesario para buscar informaciones, para estar en la calle tras la noticia. Hoy en día la noticia pareciera llegar a los periodistas (principalmente desde las agencias de noticias que dicen qué es noticiable y qué no), lo que supone una actitud pasiva de los trabajadores de prensa. Por esto, por un lado el Periodismo de Investigación debe romper con esta manera dependiente de recibir información, y por el otro, es esta disciplina la única dentro del Periodismo (según Caminos Marcet) que puede dar pelea a esta especie de monopolización de la información.

Héctor Borrat, citado por Caminos Marcet en su texto, agrega a esta discusión cinco puntos, cinco características del PdI. En primer lugar, esta disciplina debe investigar algo que alguien o algunas personas mantengan oculto. Luego, lo que se investiga debe realizarse siempre en campo ajeno, es decir en instituciones o lugares que no tengan relación ni con el periodista ni con el medio en el cual trabaja (dice Borrat que sobre todo debe investigarse en el campo contrario del medio en el cual se trabaje). En tercer lugar, se entiende a las publicaciones como denuncias y por lo tanto castigo del medio – periodista al implicado en la investigación. Borrat le da un lugar de privilegio a los medios, por sobre encima del periodista, ya que dice que según los intereses del periódico, este puede publicar total o parcialmente según la estrategia del medio. El periodista investiga, el medio decide.

La mayoría de los autores concuerda en que el PdI debe investigar y dar a conocer a través de publicaciones en los medios, informaciones que particulares o instituciones mantienen ocultas, con nombre y apellido. Debe ser rigurosa, severa en la constatación de los datos, por eso es que las investigaciones son por lo general largas y arduas, pero gratificantes. Deben ser investigaciones realizadas por el periodista y no motivadas por algún partido político, empresa, etc. También tienen que ser informaciones que importen a la mayoría de la población, no sería una investigación periodística seria, según Alfredo Torre, investigar a una maestra que se roba tizas de la escuela donde trabaja. El PdI puede contener tanto al deporte como a la política, a la economía como a la sociedad, de ahí que las publicaciones en los medios no estén fijas en una sección, pueden estar en cualquier parte del periódico o del noticiero.

Existen algunas características que sirven para diferenciar entre el periodismo “normal”, al que el autor llama “de rutina” y el PdI. Como premisa básica, el periodista que se dedica a la investigación cuenta con informaciones que el resto de los medios de la competencia desconoce, mientras que el periodista de rutina recibe los cables y los adapta al medio en que trabaja. La agenda de un periodista de rutina son sobre todo fuentes oficiales, en estas mismas fuentes son en las que el periodista investigador busca algo oculto, lo que no se dice y se nutre de fuentes que no juegan un papel informador.

Artículo basado en el capítulo 1 del libro “Periodismo de Investigación. Teoría y Práctica” de José M. Caminos Marcet.

Relacionado

Artículos sobre periodismo de investigación (PdI)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: