La entrevista como género informativo


El periodista español Juan Cantavella, en su obra más difundida “Manual de la Entrevista Periodística” de 1996, expone lo que se debe tener en cuenta a la hora de realizar una entrevista en profundidad.

por Gisela Sabatini @giselasabatini

Juan Cantavella es profesor de Redacción Periodística en la Universidad de San Pablo – CEU. Anteriormente había desempeñado las mismas tareas de docentes en la Universidad Antonio de Nebrija, también de Madrid. Periodista de larga trayectoria profesional, hizo su tesis doctoral en la Universidad Complutense sobre un tema que le permitió refundir sus dos experiencias intelectuales, el ejercicio y la enseñanza del periodismo, en un mismo objetivo científico: el análisis de la entrevista periodística.

Es autor de varios libros sobre temas históricos y de actualidad, pero la obra más difundida de este profesor universitario es el Manual de la Entrevista Periodística (1996), referencia obligada en cualquier curso de España y América sobre este género informativo.

Cantavella define entrevista periodística al dialogo que se mantiene con una persona con el fin de publicar sus palabras más o menos literalmente. No se la considera entrevista periodística cuando se la realiza solo para obtener información. El secreto de una buena entrevista periodística consiste en que el lector reciba la impresión de que el entrevistado “conversa” con él directa y personalmente.

Clases de entrevistas

El manual agrupa a las entrevistas en cuatro grandes espacios: la de declaraciones, de personalidad, de formulas establecidas y de semblanzas. La primera aporta información de un suceso o proyectos con palabras textuales de un testigo, responsable o experto, quien acepta dar los datos que posee o los juicios que se ha formado para los usuarios de los medios de comunicación.

La segunda atiende a la profundidad en la manera de ser y de pensar del individuo, que a través de las preguntas manifestara su trayectoria, opciones presentes y anhelos más sentidos, a las que se intercalaran con la impresión subjetiva que produce. El fin es que el lector pueda sacar sus propias conclusiones sobre el entrevistado.

La semblanza es una forma de entrevista más abocada hacia la biografía, pero que se basa en los datos y opiniones que aporta el propio biografiado. Luego se le añaden los testimonios ajenos y el material que se haya obtenido de las fuentes disponibles, hasta formar una especie de mosaico, en el que unas piezas encajan dentro de otras en hábil ensamblaje.

Por último, la entrevista de formulas establecidas responde a maneras estereotipadas y regladas por el uso, que se realiza como una especie de juego. Los resultados que se obtiene son mucho menos productivos que con los anteriores y por eso se observa un uso muy escaso en la prensa de nuestros días.

Proceso de realización

La realización de la entrevista tiene tres momentos claramente delimitados: la preparación, la ejecución y la escritura, y cada uno de ellos exige una serie de condiciones para que el resultado final sea lo más brillante posible. Cada entrevistado es diferente, porque diferentes son los problemas o situaciones que se plantean.

Existen unas condiciones mínimas y comunes a todas ellas: que el entrevistador conozca bien el tema sobre el que debe preguntar; que esté informado sobre la persona con la que dialogará y que considere la conversación como medio para obtener información u opiniones, pero no para el lucimiento personal. Es un “arte que nunca se aprende del todo”, escribe el periodista.

En este caso la preparación es la necesidad de preparar previamente el encuentro y una vez conseguido el entrevistado es conveniente documentarse a fondo para poder afrontarla y no realizar preguntas tópicas. Para la ejecución es la más difícil de las tres ya que el periodista debe llegar a fondo en las cuestiones que se planteo inicialmente, en un determinado tiempo. El periodista debe esforzarse en desarrollar su cometido de la manera más sagaz y provechosa posible.

Por último la escritura es la más fácil, ya que muchas veces el periodista recurre a la pregunta – respuesta. Otras veces puede tener párrafos que introducen el guión y solamente contiene las palabras del entrevistado entre comillas o en estilo indirecto.

Artículo basado en los capítulos 1, 3 y 4 del libro Manual de la Entrevista Periodística de Juan Cantavella.

Relacionado

Artículos sobre entrevistas

Artículos de @giselasabatini

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s