El proceso de investigación periodística en el PdI


Pepe Rodríguez describe la dinámica del proceso de investigación desde la búsqueda del tema hasta la publicación del trabajo, destacando la importancia y clasificación de las fuentes para dar veracidad a la investigación.

por Anahí Paladino @palindromap

El uso de diferentes técnicas y estrategias que el periodista de investigación debe usar, le permiten bucear en aquella realidad escondida que pretende sacar a la luz con su trabajo.

Para Pepe Rodríguez, el punto de partida es siempre un rumor o confidencia que primero debe analizarse para luego definir el campo de investigacion en el que se trabajará.
Lo que sigue es el primer planteo sobre las fuentes de información, que posibilitarán el replanteo de la investigación. Si se sigue adelante, se busxan nuevas fuentes que confirmen la información, engrosen los datos obtenidos y permitan luego la elaboración final y redacción del informe.

Lo primero que hace Rodríguez es definir a la fuente como aquella persona que de modo voluntario y activo facilita informacion al periodista, pero también a todo depósito de información que sea accesible y consultable para el periodista. Lo que hace así, es, desde la misma definición, establecer una pimera clasificación diferenciando entre fuentes personales y documentales, que han de combinarse para obtener los mejores resultados en una investigación.

Dentro de las personales, el autor establece la existencia de cuatro bloques genéricos en funcion de la temporalidad, el contenido informativo, la estructura de comunicación y la ética.

Por la temporalidad, las fuentes pueden ser asiduas u ocacionales, dependiendo de la frecuencia con la que se la consulte. Por el contenido informativo se dividen entre fuentes puntuales o generales.

La estructura de la cmunicación que media las relaciones entre el periodista y la fuente permite diferenciar entre:

  • Fuentes públicas: accesible para todos o la mayoría de los periodistas.
  • Fuentes privadas: con acceso más restringido a un número esacaso de periodistas y cuya información posee singularidad noticiable.
  •  Fuentes confidenciales: son accesibles para uno o muy pocos periodistas y su información suele ser no asumible.

Según la ética, existen fuentes voluntarias -activas- e involuntarias -bajo presión-.

Un punto clave a tener en cuenta es que dentro de las fuentes personales, han de diferenciarse los informantes de los confidentes.

El informante mantiene una relación ocasional con el periodista y posee comunmente rentabilidad informativa, pero suele ser una fuente inesperada y puntual. Tiene una credibilidad a confirmar y suele ser un contacto de enlace, de paso.

El confidente tiene una relación habitual, producto de un trato personal y prolongado, que genera una comunicación bidireccional, más flluida y abudante. Su credibilidad es alta.

Por otro lado, a la hora de analizar las estrategias de contacto entre el epriodista y la fuente, Rodríguez establece otra clasificación, dependiendo del vínculo de la misma con el hecho investigado.

La estrategia de contacto informativo es el medio que propone para analizar, el medio más adecuado de acercarse a la fuente. El primer paso es hacer una relación de ellas, para luego analizar las caracteristicas informativas y humanas de las mismas. En el primer caso, para saber qué podrían contar si se abordan y en el segundo, para evaluar cómo es el entrevistado, permitiendo de esa manera analizar cómo es conveniente intentar el acercamiento.

Se destaca el uso de fuentes técnicas, a las que se debe acudir en búsqueda de una opinión especializada y que suele darse de forma independiente al hecho investigado.
Se debe analizar la valoración de la credibilidad de la fuente y el contexto en el que se mueve. Eso en base a la estrategia de calidad informativa, que genera la fiabilidad esperada de la fuente en reciprocidad a su calidad y al momento social en el que se encuentran.

En este punto deben evaluarse la credibilidad de la información -producto del sentido común y el trabajo metódico- y la credibilidad de la fuente -que suele hacerse empleando trampas en el momento de la entrevista, en base a la información que maneja-.

El siguiente paso es realizar una estrategia de política de trabajo, en la que se hace frente a la posibilidad real de realizar la investigación, teniendo en cuenta incluso el factor económico y de tiempo, en base a los que el periodista debe establecer costos que debe abordar y si está dispuesto a ello.

Artículo basado en los capítulos caps. 2, 4, 5 y 6 del libro “Periodismo de Investigación: Técnicas y Estrategias” de Pepe Rodríguez.

Relacionado

Cuadro de fuentes

Artículos sobre fuentes de investigación periodística

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s