El camino de la duda: la hipótesis


Del planteamiento del problema a la refutabilidad de los hechos.

por Jerónimo Díaz Ruiz

El documento de Alfredo Torre desglosa las características principales de lo que significa para un comunicador social el concepto de hipótesis, definiéndola como una “tentativa de explicación mediante una suposición o conjetura verosímil, destinada a ser probada por la comprobación de los hechos”. De esta manera, la función de la hipótesis en la investigación es la de sugerir explicaciones posibles a ciertos hechos y orientar la investigación.

La utilidad de este momento dentro de la investigación, paso previo al conocimiento del fenómeno a indagar, radica en que:

  1. Ofrece una explicación provisional que indica una posibilidad de resolución del problema.
  2. Introduce una coordinación en el análisis (de los hechos y sus relaciones).
  3. Ayuda a orientar la elección de los datos y guían la labor de investigación.

En otro orden, el autor propone una serie de requisitos indispensables para que las hipótesis planteadas puedan ser utilizables, como: ser conceptualmente claras, tener referencia empírica y no ser valorativas, es decir no basarnos en lo “bueno”; “lo malo”, etc. Ya que si no tomamos los recaudos necesarios, puede ocurrir que el investigador se “enamore” de su hipótesis de trabajo y sólo se detenga en aquellas cuestiones que ayuden a su confirmación.

Podemos encontrar distintos tipos de hipótesis en cuanto a importancia dentro de un proyecto:

  • Hipótesis directriz: es la que guía el trabajo de investigación y guarda una absoluta correspondencia con el objetivo de la investigación.
  • Hipótesis principal: es la derivada de la directriz, se caracteriza por indagar más profundamente algunos conceptos de ésta.
  • Hipótesis secundarias: pueden ser o no derivadas de las principales y brindan explicación sobre aspectos más troncales de la investigación.

En cuanto a las hipótesis, en la directriz se presume con algo grado de certeza los resultados obtenidos de la investigación preliminar. En cambio en una hipótesis principal se presume cierto grado de certeza; y en la secundaria sólo algún grado de certeza.

Por último, con relación al posicionamiento dentro de la investigación, encontramos la hipótesis ante- facto y post- facto. La primera introduce una explicación antes de la observación. Es el caso más común  en cuando orienta y precede al descubrimiento. En cambio la segunda, se deduce de la observación de un fenómeno o de un hecho y ordena los episodios observados.

Desde el punto de vista lógico, no es la verificabilidad lo que da valor a una hipótesis, sino la refutabilidad, es decir, la posibilidad de ser puesta bajo un esfuerzo de refutación y salir sin contradicciones.

Artículo basado en el documento “Hipótesis” de Alfredo Torre.

Relacionado

Artículos sobre hipótesis en el periodismo de investigación

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s