Con el sello de la mafia sindical


La brutal represión de una protesta social terminó con la vida de Mariano Ferreyra, militante del Partido Obrero que apoyaba la causa de los tercerizados del ferrocarril Roca. Las páginas de ¿Quién mató a Mariano Ferreyra? contienen testimonios y documentos que Diego Rojas recopiló para revelar el plafón político que sostiene las bases de un aparato sindical al servicio de intereses corporativos.

por Mauro Castro @cas_mau

El 20 de octubre de 2010 un grupo de tercerizados del ferrocarril de la línea Roca marchó hacia la estación Hipólito Yrigoyen en Barracas para reclamar su pase a planta permanente y la incorporación de empleados despedidos. Al enterarse de la manifestación, trabajadores de la Unión Ferroviaria decidieron impedir el corte de vías de forma violenta. ¿El resultado? Mariano Ferreyra, militante del Partido Obrero que apoyaba la protesta de los tercerizados, fue asesinado de un balazo en el abdomen.

¿Quién mató a Mariano Ferreyra? es una investigación realizada por el periodista Diego Rojas que revela, mediante una crónica del hecho construida con testimonios de los protagonistas y una rigurosa búsqueda de archivo, la trama secreta de intereses corporativos y políticos que llevaron al asesinato del militante, demostrando que no se trató de un “enfrentamiento” entre dos bandos sino de un ataque que tuvo a José Pedraza, secretario general de la Unión Ferroviaria, como el principal instigador.

Rojas indaga en los orígenes de la estrategia empresarial de tercerizar tareas para maximizar ganancias y en un fenómeno que ha cobrado mucha fuerza en las prácticas del sindicalismo argentino en los últimos años: la utilización de barrabravas de los clubes de fútbol, convocados por las cúpulas gremiales a cambio de ofertas de trabajo, como fuerza de choque para reprimir las protestas de los trabajadores en reclamo de sus derechos laborales, presentando un detallado recorrido por los antecedentes de violencia perpetrada por las mafias sindicales identificando en todos los casos los vínculos que los dirigentes mantienen con los barrabravas.

Asimismo, la investigación aborda la figura de José Pedraza, el hombre que pasó de militar en el peronismo combativo en los ’70, enfrentando a las dictaduras militares encolumnado en la CGT de los Argentinos, a ser cómplice de los planes privatizadores del gobierno menemista y del consiguiente vaciamiento del sistema ferroviario en la década del ’90; el sindicalista que alguna vez representó los intereses de los trabajadores y que el 20 de octubre de 2010 organizó una patota para reprimir una manifestación con el único objetivo de preservar un negocio a costa de la precarización laboral.

¿Quién mató a Mariano Ferreyra? demuestra que el asesinato del joven militante no fue un suceso aislado, sino que se trató de un caso más de violencia política que pone en evidencia las prácticas mafiosas de las dirigencias gremiales. Con el acceso al expediente de la causa, un exhaustivo relevamiento de material bibliográfico y de archivo y la palabra de los protagonistas, Rojas desnuda las estructuras de poder que se esconden detrás de los discursos oficiales exhibiendo en primer plano las estrechas relaciones entre sindicalistas, policías, barrabravas y gobiernos de turno.

Relacionado

Diego Rojas: “Pedraza pensaba que vivía en la impunidad”

Artículos de análisis de libros de investigación

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s