La entrevista en profundidad: un recurso para la investigación


¿En qué consiste una entrevista en profundidad? ¿En qué se diferencia de la entrevista convencional donde la fuente se limita a responder sobre hechos de actualidad? Ventajas, características y métodos de una herramienta útil para los profesionales investigadores.

por Mauro Castro @cas_mau

La entrevista es una herramienta básica y obligatoria en el ejercicio periodístico. A través de ella el periodista logra obtener de primera mano la información de las fuentes, la materia prima para la construcción de las noticias. Pero de los distintos tipos de entrevistas, probablemente la más eficaz para llevar a cabo en el marco de un proyecto de investigación sea la entrevista en profundidad, opuesta al formato tradicional de pregunta y respuesta aplicado en el periodismo de rutina.

¿En qué se diferencia la entrevista en profundidad de la entrevista de declaraciones? Principalmente, por dos puntos: en primer lugar, la entrevista en profundidad requiere una investigación preliminar más exhaustiva. Si bien toda entrevista debe ser preparada con anticipación, en la de declaraciones la mayor parte de los datos son proporcionados por el entrevistado. En la de profundidad, en cambio, el periodista debe saber absolutamente todo acerca del personaje que va a entrevistar. Como suele decirse, debe conocer más de esa persona de lo que ella conoce de sí misma y no dejar nada librado al azar.

Por otra parte, la entrevista en profundidad tiene un objetivo claro y bien definido: no se trata solo de interrogar a fondo a un personaje, sino de establecer qué es lo que se busca con esas preguntas. ¿Mostrar el costado sensible de un militar? ¿Humanizar a un político revelando sus hobbies o actividades extra oficiales? Cuestiones de este tipo debe plantearse el periodista al momento de encarar la entrevista en profundidad. Concretamente: ¿qué es lo que quiero mostrar del entrevistado? ¿Hacia dónde apunta la nota? De todas formas, no es necesario formular miles de interrogantes que pueden desviar el foco de la entrevista: la delimitación previa de cinco preguntas que definan al objetivo resulta de gran ayuda para desarrollarla.

Ahora bien, el conflicto aparece cuando hay que obtener la información durante la etapa de investigación preliminar: ¿adónde recurrir? Si bien no hay una regla de oro para preparar la entrevista, nunca está de más tener en cuenta ciertos ítems. El personaje seleccionado para la entrevista se mueve en dos áreas: la esfera privada y la esfera pública, cada una de los cuales está formada por ciertos actores que pueden ayudar al periodista a reconstruir la historia personal de un individuo.

En la esfera privada, acaso lo más importante sea indagar en el entorno familiar para saber de qué forma influye en el entrevistado el pensamiento de sus parientes. Si se trata de una familia católica, el personaje tendrá una postura clara sobre ciertos temas, como por ejemplo el aborto; del mismo modo que si proviene de una familia peronista, tendrá una opinión formada sobre la política y sobre determinados períodos de la historia del país, etc.

Por otra parte, conocer el vínculo familiar permite descubrir, en caso de que el entrevistado esté siendo investigado, si existe complicidad entre parientes en la administración de una empresa o en una transacción comercial ilegal.

Dentro de la esfera privada se encuentra también el terreno de la ideología, entendida como un sistema de ideas o una plataforma desde la cual el individuo interpreta el mundo. Una vez más, su condición de católico o ateo, peronista o radical, determina su visión de la realidad.

Por el lado de la esfera pública, indagar en el ambiente de las relaciones laborales del entrevistado es de vital importancia. ¿Con quiénes se relaciona en ciertos espacios? ¿Pertenece, por ejemplo, a una Organización No Gubernamental, a un grupo religioso o a una agrupación política? Este tipo de relaciones pueden dar una idea de la personalidad y el modo de actuar del individuo.

Pese a los consejos anteriores, es importante realizar una aclaración: toda la información obtenida en la investigación preliminar darán al periodista una idea bastante cercana de cómo piensa y actúa el entrevistado. Sin embargo, el entrevistador no debe dejarse llevar bajo ninguna circunstancia por esos estereotipos o prejuicios. La entrevista en profundidad supone por lo tanto en una relación dialógica, de permanente redefinición de imágenes: es un ida y vuelta donde tanto entrevistador como entrevistado (pues éste seguramente tendrá también algún tipo de prejuicio sobre el periodista) se van descubriendo mutuamente.

Relacionado

Artículos sobre entrevistas en profundidad

Artículos sobre entrevistas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s