Pasarás, pasarás, pero en calle 30 te quedarás


En Manuel B. Gonnet, un muro bloquea el cruce entre las calles 30 y 491. En los planos municipales la calle figura habilitada para el tránsito, pero el municipio no toma medidas.

por Florencia Calabrese

Investigación: Santiago Sturla, Candela Paez, Celeste Molinari, Rocío Gómez y Florencia Calabrese

En Gonnet, partido de La Plata, la calle ubicada en el cruce de 30 y 491 está bloqueada por un muro de 200 metros de material premoldeado, que impide la circulación. El cerramiento abarca una parcela de cuatro hectáreas que comprende las calles 29, 31 bis, 491 y 493, con una única abertura sobre la intersección de 30 y 493, terrenos que antes de lotearse pertenecieron al casco de una antigua casa-quinta.

El muro de ladrillo viejo que se encuentra emplazado sobre 493 con una abertura a modo de entrada a calle 30, pertenece a la edificación original: una antigua casa-quinta que en el año 2004 se loteó y subdividió en parcelas, las cuales en el transcurso de los últimos cuatro años se ocuparon con casas nuevas. La pared que corta la calle 30 es de material premoldeado y está casi oculta por una hilera de árboles plantados delante. No guarda semejanza con el muro original del predio pero completa el cerramiento de la cuadra en una especie de barrio privado. En los planos del terreno la calle figura abierta, pero no se registraron denuncias en el Municipio -el cual tampoco tomó medidas en la problemática- por lo que la calle sigue bloqueada.

Las leyes te dan la razón…

El Decreto Ley Nº 9.533 establece que los inmuebles pertenecientes al Estado provincial pasan a ser administrados por los municipios. En la Provincia de Buenos Aires, la división de los terrenos es regulada por la Ley de Ordenamiento Territorial y Uso del Suelo Nº 8.912, cuya autoridad de aplicación es Geodesia. Este organismo se encarga de hacer cumplir las ordenanzas municipales en lo que atañe a la zonificación y reglamenta las formas de subdividir la tierra en el municipio. En lo correspondiente a la subdivisión del terreno emplazado en 30 entre 491 y 493, Geodesia aprobó el plano con número 55-149 en marzo del 2004, en el cual figura que la calle 30 debe cederse al uso público. Según el artículo 56 de la Ley Nº 8.912, ante la creación o ampliación de áreas urbanas, los propietarios de los terrenos deben ceder de manera gratuita al Estado provincial los sectores destinados a vías circulatorias y espacios verdes públicos.

Una vez que los planos son aprobados desde Geodesia, se derivan a la Dirección Provincial de Catastro Territorial, que se encarga de registrar las parcelas con una cédula de identidad en la que constan sus dimensiones, la ubicación y los terrenos lindantes, además de publicitar el plano en el municipio, el cual debe administrar aquellos espacios que fueron cedidos al uso público.

La Ordenanza Nº 9.231 (ver aclaración al final del artículo), Código de Planeamiento Urbano de la Ciudad de La Plata, establece en su artículo 58 que los sectores correspondientes a prolongaciones de calle no pueden ser obstruidos por edificaciones de carácter permanente; y además, en su artículo 68 expresa que es obligatoria la cesión de la superficie del terreno necesaria para la prolongación y continuidad de las vías de circulación.

Respecto al muro que corta la circulación por la calle 30, en la localidad de Gonnet, el agrimensor Héctor Clavijo, jefe del departamento de PH de la Dirección de Servicio Catastral expresó: “si la calle ha sido cedida, y gratuitamente, la situación que se da no tiene nada que ver con lo que establece la ley. Es una situación que han generado los vecinos, la calle está cedida, en el plano de Catastro figura como calle habilitada”. Asimismo, agregó que ante el paredón que restringe el libre tránsito de una calle pública, no corresponde a Catastro tomar medidas sino que es una cuestión de administración municipal sobre los bienes públicos. “En este caso tendría que intervenir el municipio de oficio o a través de la denuncia de los vecinos”, completó el agrimensor.

Daniela Inguanzo, secretaria de la Dirección de Catastro municipal, declaró que la misma no realiza recorridos de inspección y que el patrullaje se realiza en caso de que una persona asiente una denuncia. Inguanzo completó la explicación: “el control se realiza cuando un vecino trae un expediente, una nota dirigida a la Dirección de Catastro solicitando la inspección de calle 30 a la altura de 491, aclarando que es por la existencia de una pared en la calle, o lo que sea”.

Las declaraciones dentro de las diversas dependencias municipales son contradictorias. Enrique Terri, agrimensor de la Dirección de Obras Particulares, constató que es facultad de Control Urbano y Planeamiento Urbano asegurarse de que exista el paredón que obstruye calle 30. Asimismo, agregó: “la Municipalidad tendría que actuar de oficio, alguien tiene que ir, igual nadie se hace cargo. Nosotros fuimos, vimos y le comentamos a Catastro, como es vía publica es su sector”.

El Código del Espacio Público con número de Ordenanza Nº 9.880, define al mismo como el conjunto de espacios abiertos de dominio público y uso social conformados por las áreas de recreación, las vías vehiculares y peatonales y demás elementos ubicados en ellas. Una calle, según su artículo 15, es parte de un sistema de espacios abiertos que tiene como función conectar puntos del partido para distribuir de manera uniforme el tránsito. Particularmente en la intersección de las calles 30 y 491 en Gonnet, existe lo que la Ordenanza 9.880 prohíbe y llama “barrera urbanística” en su artículo 99, un obstáculo de carácter permanente que dificulta el acceso y circulación de las personas por una vía pública.

El abogado de la UNLP Emilio Curone, explicó que una vez que los planos son aprobados por las dependencias correspondientes, es responsabilidad de la Municipalidad asegurar la protección del derecho constitucional a circular por las vías públicas sin ningún tipo de restricción. “El problema aquí es la obstrucción de la vía pública y al ser público depende de la Municipalidad”, expresó.

No es un problema de Catastro ni Geodesia, ya que los planos de la subdivisión del terreno están aprobados y la calle 30 está cedida al uso público. Así impone la Ley de Uso del Suelo Nº 8.912, la cual explica que si un propietario quiere parcelar un terreno, debe ceder un porcentaje de éste según las dimensiones y superficie de las parcelas a subdividir, para la habilitación de calles y espacios verdes públicos.

Según Curone, el municipio no posee un marco legal que lo exima de la responsabilidad de derribar el paredón si toma conocimiento de ésta problemática, es el ejercicio de un derecho y una acción obligatoria ordenar su apertura. Respecto a las opciones de los vecinos para detener la problemática agregó que deberían hacer partícipe a los medios de este ilícito. “La Municipalidad es un organismo público, del Estado, en cuanto vayan al canal y les digan que treinta vecinos tienen éste problema y muestren las fotos, la Municipalidad va a sacar esto”.

Por último, el Código Contravencional Municipal que responde a la Ordenanza Nº 6.147, establece una multa a quién obstruya la circulación peatonal en lugares de acceso público.

Pese a todo el marco legal que avala y apoya el derecho al libre tránsito y prohíbe la existencia de un bloqueo en una vía de circulación pública, el problema radica en que el paredón continúa emplazado en calle 30.

… pero ellos son los dueños del paredón

Los vecinos que habitan sobre las manzanas que bajan desde 30 y 491 reaccionan a su derecho vulnerado de circular libremente. Ante esta problemática que determina la trasgresión de los códigos municipales, Graciela Fernández, habitante del barrio, explicó: “hay denuncias en el diario, en el municipio me parece que no, se lo comentaron al delegado municipal pero quedó todo en la nada”. Esto pudo comprobarse desde Control Urbano, el organismo municipal encargado de tomar las denuncias y chequear la problemática para derivarla al Juzgado de Faltas, donde el empleado de la oficina de denuncias, Isidro Facchini, afirmó que no se realizaron denuncias respecto al muro.

Marcela Soto habita en el barrio hace catorce años y explicó que los vecinos que tienen su casa sobre la calle 30 entre 490 y 491 formaron un barrio privado: “ellos están en un barrio privado en el que en un momento hasta tenían un portón en la otra entrada -por 493-, que después lo sacaron, era como una gran propiedad. Lo sacaron para que entrara el recolector”.

Por su parte, Mariano Díaz, uno de los vecinos que tomó postura para derribar el muro, explicó que sus dificultades radican en que para salir en dirección al casco urbano de La Plata, deben utilizar calle 30 y como ésta se encuentra bloqueada, no hay más alternativa que dar una vuelta de manzana. “Nos gustaría que el muro no esté, es por una cuestión de que si necesitás una ambulancia o a la policía, llamás de este lado y a veces quedan del otro lado del muro porque no encuentran como llegar”, sostuvo Díaz.

Respecto a la competencia municipal en el tema, declaró: “yo creo que Control Urbano no hizo nada al respecto porque nadie hizo nada bien organizado, como se podría hacer ahora y encarar el tema de raíz, ir y hacer la denuncia donde corresponde, ir y pelear por nuestro derecho a poder cruzar y los chicos no tener que hacerlo por la calle 28, que es muy peligrosa, y caminar 400 metros más”.

Los propietarios de las calles ubicadas en calle 30 entre 491 y 493 expresaron que el muro estaba emplazado al momento de comprar los lotes y que no tienen interés en derribarlo porque es un beneficio en cuanto a la seguridad.

Las quejas respecto a la dificultad en el tránsito debido al muro no fueron elevadas a la autoridad municipal y ésta no actúa sin denuncias de por medio cuando debería hacerlo. El resultado es que el muro sigue en pie, cortando la circulación y violando leyes y ordenanzas municipales.

Aclaración: al momento de realizar esta investigación, aún se encontraba en vigencia la Ordenanza de Ordenamiento Territorial y Uso de Suelo Nº 9.231, modificada por el Decreto Provincial Nº 1.200 a la Ordenanza Nº 9.380, actualmente derogada por la Ordenanza Nº 10.703 Código de Ordenamiento Territorial y Uso del Suelo para el Partido de La Plata. Por tal motivo no se incluye en el artículo las infracciones que pudieran estarse ocasionando sobre la legislación vigente al momento de su publicación.

Más información

Plano de Geodesia donde la calle figura cerrada

Plano de Catastro donde la calle figura abierta

Imagen de Google Earth donde la calle figura abierta

Reglamentación

Sanciones

Relacionado

Otras investigaciones

<!–[if !mso]> <! st1\:*{behavior:url(#ieooui) } –> Aclaración: al momento de realizar esta investigación, aún se encontraba en vigencia la Ordenanza de Ordenamiento Territorial y Uso de Suelo 9.231, modificada por el Decreto Provincial Nº 1.200 a la Ordenanza 9.380, actualmente derogada por la Ordenanza 10.703 Código de Ordenamiento Territorial y Uso del Suelo para el Partido de La Plata. Por tal motivo no se incluye en el artículo las infracciones que pudieran estarse ocasionando sobre la legislación vigente al momento de su publicación.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s