Remedios que no curan


Cuatrocientas son las causas que están dando vueltas en los tribunales que hablan de la mafia de los medicamentos, de los troqueles truchos, de los medicamentos falsificados, vencidos y robados. Se trata de una red corrupta conformada por políticos, sindicalistas, dueños de laboratorios y droguerías, quienes se convirtieron en millonarios lucrando con la vida de los argentinos.

por Laura Claverie @loli_claverie

La investigación de Andrés Klipphan “Remedios que Matan. La Mafia de los Medicamentos”, pone al descubierto el accionar de verdaderos gigantes. Gigantes por la desmesura de los delitos, en la que se intercalan otras pesquisas judiciales que conmocionaron a la opinión pública.

Causas de las que se desprenden toda una red de corrupción referida a mafias, sicarios y muertes, en las que aparece un denominador común: el absoluto caos y el descontrol que prima sobre el sistema de salud argentino desde hace décadas, reflejando el funcionamiento de las obras sociales y las redes de corrupción formadas desde organismos del Estado y fuera de él, en el que, los enfermos, resultan ser las principales víctimas. “Acá no se trata sólo de dinero, porque si fuera sólo de dinero ya estamos acostumbrados con recordar los años 90 solamente. Pero acá se trata de la salud de la gente”, expresó Klipphan.

Pero gigantes también, por el tamaño de su accionar, poniendo al desnudo el mecanismo inhumano de enriquecerse a base de medicamentos truchos, vencidos, robados o adulterados, en donde se oyen, tanto las historias personales de los detenidos, como la del juez de la causa y, por supuesto, las de los pacientes y familiares de enfermos.

Muchos de esos remedios, fueron robados por el propio Ministerio de Salud de las distintas provincias. Medicamentos que los ciudadanos con sus impuestos, pagaban dos veces: una, al pagar los impuestos y otra, cuando los compraban, en el que el dinero recaía directamente en bolsillos de los inescrupulosos. Se trata de millones de dólares que se ponen en juego, gracias a la ineficiencia de un Estado bobo, de un sistema político que permite que millones de pesos que los trabajadores aportan a un sistema que debería garantizar su salud, sean manejados por sindicalistas sin escrúpulos y por socios del poder político.

Por eso, hablamos de mafias. Como dijo el intelectual Francesco Forgione, “la mafia es mafia por sus relaciones con los políticos”.

Otras causas relacionadas

“Es la causa más compleja que me tocó investigar”, le confesó el juez Oyarbide al autor. Se trata de una causa estrechamente ligada a tantas otras, al punto de parecer sólo una. Entre ellas, la del Triple Crimen, en el que las víctimas fueron Sebastián Forza, Damián Ferrón y Leopoldo Bina; los medicamentos truchos, por la cual están presos el sindicalista Juan José Zanola -aun secretario general de la Bancaria-, su pareja Paula Aballay, y el contador Néstor Lorenzo, dueño de una importante droguería; la de la Ruta de le efedrina, con tantos otros detenidos; los narcos mexicanos, la masacre del Unicenter y el narcotráfico, que se entrelazan constantemente.

Sin duda, esta investigación señala los focos infecciosos que se esconden bajo los pliegues del poder, no sólo para que intervenga la justicia y haga lo que la justicia tiene que hacer sino que, gracias a la presentación de la información, enclava esos hechos en la memoria civil, en la memoria social, para no olvidar el tamaño de las injusticias y de las iniquidades denunciadas.

Cifras alarmantes

Los datos estadísticos son contundentes. Abrumadores. Escalofriantes.

  • Mueren 21.800 pacientes por año por el mal uso de medicamentos – Marcelo Peretta (Dr. En Farmacia y Bioquímica de la UBA; Presidente del Sindicato Argentino de Farmacéuticos y Bioquímicos).
  • De los medicamentos que se consumen en la Argentina, entre el 8% y el 15% son ilegítimos – M. Peretta.
  • Casi el 10% de los medicamentos que circulan en el país son falsificados – Claudio Zin (Ex ministro de Salud de la Provincia de Buenos Aires).
  • En la Argentina se invierten en salud sesenta mil millones de pesos por año. El 7%  se pierde en corrupción – Graciela Ocaña (Ex ministra de Salud de la Nación).
  • En la Justicia Federal y Ordinaria tramitan alrededor de quinientas causas por adulteración de fármacos, comercialización de remedios robados, falsificación de troqueles y envases – G. Ocaña.
  • El comercio de medicamentos adulterados, falsificados y robados en la Argentina pasó del 1% del total en 2000,al 3% en 2004, 7% en 2006 y al 10% en 2009 (datos oficiales difundidos por la industria farmacéutica).
  • El negocio irregular de remedios mueve en el país, aproximadamente mil cien millones de pesos anuales (información del Colegio de Farmacéuticos de la Ciudad de Buenos Aires).

El artículo forma parte de los parciales que propone el Taller, que tienen por objetivo analizar obras de investigación realizadas por periodistas.

Más información

Andrés Klipphan: ¿cómo fue su investigación?

Relacionado: otros artículos de análisis de libros de investigación

por Laura Claverie@loli_claverieCuatrocientas son las causas que están dando vueltas en los tribunales que hablan de la mafia de los medicamentos, de los troqueles truchos, de los medicamentos falsificados, vencidos y robados. Se trata de una red corrupta conformada por políticos, sindicalistas, dueños de laboratorios y droguerías, quienes se convirtieron en millonarios lucrando con la vida de los argentinos.La investigación de Andrés Klipphan, pone al descubierto el accionar de verdaderos gigantes. Gigantes por la desmesura de los delitos, en la que se intercalan otras pesquisas judiciales que conmocionaron a la opinión pública.                         Causas de las que se desprenden toda una red de corrupción referida a mafias, sicarios y muertes, en las que aparece un denominador común: el absoluto caos y el descontrol que prima sobre el sistema de salud argentino desde hace décadas, reflejando el funcionamiento de las obras sociales y las redes de corrupción formadas desde organismos del Estado y fuera de él, en el que, los enfermos, resultan ser las principales víctimas. “Acá no se trata sólo de dinero, porque si fuera sólo de dinero ya estamos acostumbrados con recordar los años 90 solamente. Pero acá se trata de la salud de la gente”, expresó Klipphan.                                            Pero gigantes también, por el tamaño de su accionar, poniendo al desnudo el mecanismo inhumano de enriquecerse a base de medicamentos truchos, vencidos, robados o adulterados, en donde se oyen, tanto las historias personales de los detenidos, como la del juez de la causa y, por supuesto, las de los pacientes y familiares de enfermos.            Muchos de esos remedios, fueron robados por el propio Ministerio de Salud de las distintas provincias. Medicamentos que los ciudadanos con sus impuestos, pagaban dos veces: una, al pagar los impuestos y otra, cuando los compraban, en el que el dinero recaía directamente en bolsillos de los inescrupulosos. Se trata de millones de dólares que se ponen en juego, gracias a la ineficiencia de un Estado bobo, de un sistema político que permite que millones de pesos que los trabajadores aportan a un sistema que debería garantizar su salud, sean manejados por sindicalistas sin escrúpulos y por socios del poder político.                                                Por eso, hablamos de mafias. Como dijo el intelectual Francesco Forgione, “la mafia es mafia por sus relaciones con los políticos”.Otras causas relacionadas
“Es la causa más compleja que me tocó investigar”, le confesó el juez Oyarbide al autor.  Se trata de una causa estrechamente ligada a tantas otras, al punto de parecer sólo una. Entre ellas, la del Triple Crimen, en el que las víctimas fueron Sebastián Forza, Damián Ferrón y Leopoldo Bina; los medicamentos truchos, por la cual están presos el sindicalista Juan José Zanola -aun secretario general de la Bancaria-, su pareja Paula Aballay, y el contador Néstor Lorenzo, dueño de una importante droguería; la de la Ruta de le efedrina, con tantos otros detenidos; los narcos mexicanos, la masacre del Unicenter y el narcotráfico, que se entrelazan constantemente.                             Sin duda, esta investigación señala los focos infecciosos que se esconden bajo los pliegues del poder, no sólo para que intervenga la justicia y haga lo que la justicia tiene que hacer sino que, gracias a la presentación de la información, enclava esos hechos en la memoria civil, en la memoria social, para no olvidar el tamaño de las injusticias y de las iniquidades denunciadas.Cifras alarmantes                                                  Los datos estadísticos son contundentes. Abrumadores. Escalofriantes.
Los datos estadísticos son contundentes. Abrumadores. Escalofriantes.
Mueren 21.800 pacientes por año por el mal uso de medicamentos – Marcelo Peretta (Dr. En Farmacia y Bioquímica de la UBA; Presidente del Sindicato Argentino de Farmacéuticos y Bioquímicos)
De los medicamentos que se consumen en la Argentina, entre el 8% y el 15% son ilegítimos –M. Peretta
Casi el 10% de los medicamentos que circulan en el país son falsificados – Claudio Zin (Ex ministro de Salud de la Provincia de Buenos Aires)
En la Argentina se invierten en salud sesenta mil millones de pesos por año. El 7%  se pierde en corrupción – Graciela Ocaña (Ex ministra de Salud de la Nación)
En la Justicia Federal y Ordinaria tramitan alrededor de quinientas causas por adulteración de fármacos, comercialización de remedios robados, falsificación de troqueles y envases – G. Ocaña
El comercio de medicamentos adulterados, falsificados y robados en la Argentina pasó del 1% del total en 2000,al 3% en 2004, 7% en 2006 y al 10% en 2009.(Datos oficiales difundidos por la industria farmacéutica)
El negocio irregular de remedios mueve en el país, aproximadamente mil cien millones de pesos anuales (Información del Colegio de Farmacéuticos de la Ciudad de Buenos Aires)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s