Se lanza proyecto de “quioscos saludables”


La senadora de Lomas de Zamora Viviana Mónica Arcidiácono, encabeza un proyecto de ley que promueve un Programa de Alimentación Saludable para los quioscos de colegios estatales y privados. Esta idea consiste en vender alimentos y bebidas, bajas en tenor graso y en calorías, y que sean aprobados por la Dirección General de Cultura y Educación.

por Luciano Dabrowski, Fabián Mendy, Flavio Scheck y Rocio Torres

Es uno de los proyectos más ambiciosos que fue tratado, por primera vez, en la reunión del martes 11 de mayo de la Comisión de Educación, Cultura, Deportes, Ciencia y Técnica del Senado de la Provincia de Buenos Aires.

Estos “quioscos saludables” serían, también, provistos de alimentos para celíacos, sólo en instituciones educativas donde se declare que hay alumnos con alguna de estas enfermedades. Esto ya sería un punto controversial ya que hay quienes poseen esta enfermedad y no les fue declarada, además de que son productos que en un lugar de alimentación sana deberían ser provistos directamente en todos los colegios.

Según dicta el proyecto, de la vocal segunda de dicha comisión, también se realizarán campañas de capacitación alimenticia para padres, docentes y alumnos. En este punto no está claro cómo se llevarían a cabo, aunque es probable que de ello se encargue la autoridad de aplicación.

Este proyecto ya no contempla la necesidad de los niños de consumir alimentos de contenido calórico de manera equilibrada, y apunta a difundir los productos de bajas calorías. Sin contemplar la posibilidad de que los alumnos podrían ingresar todo tipo de alimentos desde afuera de los establecimientos educativos. Tampoco se menciona una articulación con los comedores de los colegios, parte fundamental del cuidado alimenticio de los educandos.

Según lo expresa en los fundamentos de la iniciativa, la senadora, entiende que “la etapa educativa es el período formativo del comportamiento que determinará el futuro accionar de los jóvenes como adultos” y dado que “en Argentina el sobrepeso en edad escolar es de un 30 por ciento y la obesidad de un 5 por ciento”, sería muy importante adoptar rápidas medidas en este tema.

Además, Arcidiácomo dice: “los buenos hábitos alimenticios deben ser inculcados por las familias a los niños” y por ello considera que para abordar el problema en su totalidad se debe tener en cuenta a los padres también.

Sobre la Cámara de Senadores de la provincia de Buenos Aires: estructura, funciones, recorrido y tipos de proyectos

El Senado cuenta con un reglamento interno que determina desde la composición de las comisiones hasta el modo de promover y sancionar un proyecto. Fabián Eduviges (empleado administrativo) sostuvo que el hecho de que los senadores integren varias comisiones a la vez no implica un descuido de alguna de éstas. “El problema es que son 24 comisiones y 46 senadores, cada una tiene que tener un presidente distinto y un número determinado de miembros. De todos modos, la cámara siempre busca la manera de que a los senadores no se les superpongan los horarios de las reuniones. Igualmente, en el caso de no poder ir, mandan a sus asesores”, dijo Eduviges.

Como órgano del Poder Legislativo, a la Cámara de Senadores le corresponde establecer cambios en el marco legal adaptados a la dinámica de las épocas. Éstos se introducen, en primera instancia, mediante la forma de “proyectos de ley”. Los cuales, según el artículo 131 del reglamento: “deberán ser entregados en Secretaría con la antelación que al efecto se fije, para permitir su registro, clasificación y ordenamiento, por parte de mesa de entradas. Desde el momento en que el Cuerpo en sesión toma conocimiento de los proyectos, quedará fijada la entrada oficial de los mismos (…). La Presidencia, cuando lo considere oportuno, podrá disponer el giro directo a comisión y ordenar la publicidad de los proyectos que se presenten, debiendo simultáneamente dar cuenta de ello a los distintos bloques políticos (…)”.

Luego, los proyectos son tratados en la comisión que corresponda y si son aprobados pueden pasar a otras comisiones para su tratamiento o pueden insertarse en la “Orden del día” para la próxima sesión. En cuanto a los que no se consiguen la adhesión mayoritaria, Eduviges explicó: “Si no se aprueba queda acá, no hay posibilidad de que salga a otras comisiones”.

En cuanto a los “archivados por caducidad” comentó: “la caducidad puede venir por dos cuestiones, una es porque es extemporáneo, por ejemplo, si alguien quisiese declarar ahora a Semana Santa `Fiesta de interés provincial´, y otra por lo que determina el reglamento interno (art. 137) y la constitución provincial en el artículo 107. Es decir, hay un plazo de dos años de vigencia de los proyectos y después de que pasa ese tiempo, caducan. Esto no implica que un senador que esté interesado no pueda reflotar el proyecto, lo puede hacer, para eso tiene que pedir la `Reproducción´”.

Aunque este mecanismo para tratar proyectos no se destaca por la rapidez, vale destacar que no siempre sucede así. A veces los tiempos políticos aceleran las cuestiones. Sin ir más lejos, con el último cambio en el Ministerio de Seguridad promovido por el Gobernador Daniel Scioli (destitución de Carlos Stornelli por Ricardo Casal), el Senado debió sancionar de inmediato el proyecto. Fabián Eduviges reconoció que “en esos casos siempre se actúa de urgencia”.

Sin embargo, fuera de los casos estrictamente necesarios, Eduviges dijo que cuando se inician Sesiones Ordinarios el Presidente de la Cámara determina la asiduidad de las reuniones (en este momento se realizan cada quince días). También, el administrativo destacó: “nosotros somos los encargados de manejar los expedientes y seleccionar aquellos proyectos que están más adelantados, completos y debidamente fundamentados para que sean tratados”.

Existen otros tipos de proyectos (además de los de ley): de resolución, de declaración y de solicitud de informes. En el primero sirven para hacer cumplir funciones esporádicas, sin el alcance de una ley. Las declaraciones son opiniones que se quieren realizar sobre un tema en particular. En cuanto a las solicitudes de informe, se recurre a ellas para conocer en qué estado se encuentran las diversas áreas que controla el Estado.

En cada reunión, las comisiones tratan cualquiera de las variantes de proyectos existentes (de ley, de resolución, de solicitud de informes y de declaración), siendo los de “solicitud de informes” los más conflictos por ser presentados, en general, por la oposición al partido gobernante. Suelen prosperar más en los momentos en que, como ahora, ocurre que el oficialismo es la primera minoría.

El dato de color: la política de los asesores

Suena un teléfono en la oficina de una de las comisiones del Senado, un empleado atiende. Escucha lo que dicen del otro lado de la línea y, como quien escoge las palabras, contesta: “sí, podés mandarle un mail a la senadora, pero no sé si te va a contestar… lo mejor es que hables con su asesor, que además es el que más debe saber”.

Por encontrarse en sus localidades de origen, por su colmada agenda política y también por importancia jerárquica, no es fácil dar con un senador/a. Todos cuentan con casillas de e-mails disponibles en la página Web del Senado pero normalmente el ciudadano común no obtiene respuestas a sus inquietudes, aunque a veces pueda llegar a ver alguna respuesta por parte de un asesor.

Pero ¿quiénes son estas figuras que están habilitadas para presenciar las reuniones de las comisiones de su senador y, hasta, votar en representación de éste si falta? Pueden ser especialistas en determinados temas (aspectos relacionados a la comisión) y militantes políticos del partido de su representado.

Según confió Eduviges: “la mayoría de los senadores tienen un asesor para cada comisión en la que están y siempre presencian las reuniones con ellos. Para empezar la reunión tiene que haber la mitad más uno de los integrantes, no importa si no está el senador, alcanza con que esté uno de sus asesores”.

Sus opiniones ejercen influencia en las decisiones de los legisladores por estar en los detalles y en los aspectos más puntuales de las temáticas que aborda la comisión. En especial, sus apreciaciones son valoradas en temas sobre los que el partido no tiene una posición tomada o en aquellos que requieren un mayor conocimiento. En este sentido, los asesores tienen un peso decisivo en la carrera política de su jefe y mucho tienen que ver, también, con la difusión de sus iniciativas.

Ver antecedentes en medios de la Comisión de Educación, Cultura, Deportes, Ciencia y Técnica.

En la idea de profundizar aspectos que hacen a la importancia de las investigaciones preliminares y la familiaridad que todo periodista debe tener al momento de realizar indagaciones sobre un tema determinado, el Taller propone un ejercicio de relevamiento documental y/o testimonial exhaustivo de datos que hagan al funcionamiento de algunas instituciones. Para el 2010 se ha establecido que el Taller trabaje sobre distintos organismos de los poderes públicos del ámbito provincial y municipal. En este caso, acerca de las comisiones del Senado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s